Col. Bojorquez 945-40-04 / San Carlos 943-30-97 info@vaterinariaelcaporal.com

Instrucciones


  1. Aunque dependen de cada perro la afectación de la leishmaniosis. Incluso a veces ni siquiera se aprecian y el perro parece estar totalmente sano. Por esto es importante realizar al animal un análisis de sangre periódico (una vez al año, en otoño) para efectuar la prueba específica (denominada IFI) para detectar esta enfermedad.

  2. Normalmente el primer síntoma clínico más habitual es la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y la nariz. Según la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito.

  3. La Leisparásito causante de la enfermedad lo transmite la hembra de un tipo de mosquito (Phlebotomus). Este insecto pica a un perro enfermo, incuba durante unos días el parásito y pica entonces a un perro sano transmitiéndoselo.

  4. La Leishmaniosis es una enfermedad incurable de momento en el perro, pero no hay que alarmarse por ello, ya que si se diagnostica a tiempo se puede mantener al animal feliz durante años, sin sufrimiento para él, pues el parásito queda “dormido” por el tratamiento (aunque no desaparece) y deja de “molestar”. Por otra parte, una vez el perro está en tratamiento deja de ser transmisor.

  5. Tampoco hay que preocuparse por la transmisión de la leishmaniosis al ser humano, ya que ocurre muy rara vez y se produce a través de la picadura de un mosquito y nunca por contacto directo con el perro. Además, en el hombre la enfermedad tiene fácil tratamiento y curación. Es más, el mosquito picará antes a un perro que a una persona, por lo que tener un animal en casa nos protege contra la enfermedad.

  6. En primavera y verano, a partir de las ocho de la tarde, aplica repelente de mosquitos en el cuello del animal, donde no pueda lamerse, o mételo en casa, ya que es en las horas crepusculares y durante la noche, cuando este tipo de mosquito está activo. Ten especialmente en cuenta esto si vives en el área mediterránea o vas allí de vacaciones con tu perro, ya que en esa zona la enfermedad es endémica.